Luego de tres meses de encierro forzado recibo disgustado la noticia de  la liberación parcial,  gota a gota, con la cual se pretende restablecer la normalidad  del planeta y volver  a una vida que  ya no será lo que fue desde la aparición de la primera víctima del Covid-19.

Comiéndome los ahorros  de toda una vida me quedó como anillo al dedo el forzoso cautiverio  al cual nos sometían los  gobernantes  del mundo, cuyas únicas armas contra  el agresivo microorganismo eran el lavado de manos, el tapa bocas y una vacuna aún inexistente. Después de 46 años de ejercicio profesional me veía  obligado a un ocio que se presentó cuando me dedicaba a buscar trabajo. Así que aproveché ese  tiempo para leer los libros que siempre me propuse leer y que nunca había leído, así como hacer lo propio viendo  un centenar de películas, viejas y nuevas.

Para entonces sospechaba ya que muy pronto dejaría las fieles chancletas de goma que me acompañaron durante aquellos días para volver al rescate de los castigados mocasines, guardados en lo más oscuro del closet. Lo mismo ocurriría  con los shorts playeros, que le darían paso a los antiguos  pantalones que no cerrarían por el aumento de peso, ganado en un episodio de esta guerra pasiva contra el infame bacilo que va tomando posesión de continente tras continente.

Comprendía, entonces, sin mucha nostalgia, que esos  vestidos y demás atuendos ya no servirían de nada porque el mundo no sería el mismo y la desaparición del  beso, del abrazo bien apretado, de los espectáculos de masas delirantes, de todo tipo de restaurantes, de la rumba infinita, del turismo desaforado, del metro repleto, del desempleo masivo y el consumismo desenfrenado, no vienen a ser otra cosa sino los síntomas de que lo que está en juego es el fin de la humanidad.

De su primer álbum, Los 007 – El Último Beso (1966). Un clásico de nuestra música.

Roberto Giusti

Roberto Giusti es un periodista venezolano que siempre ha perseguido el conflicto. Muy joven empezó su carrera como reportero de sucesos en Radio Caracas Radio. En búsqueda de historias se fue a Mérida,...

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. Excelente artículo Roberto!! Mucho gusto en saludarle. Sere muy breve en mi humilde opinión; porque aquí el experto eres tú!

    Actualmente estamos viviendo momentos impactantes en todo el mundo.
    Existen demasiadas interrogantes… Orden Mundial, Bill Gatess, Poder Mundial, Izquierda Mundial, Fin de la humanidad. Tantas preguntas sin respuestas. Yo te pregunto ahora, ?la humanidad merece desaparecer? ?O son los humanos, que desean que desaparezcan ¿ Y ante toda esta incertidumbre que nos arropa, esta es mi respuesta: Jesús es el camino, la verdad y la vida.

    Un cálido y fuerte abrazo. PD: Me encantó el Título y haber escuchado aclos 007!!

  2. Orgullosa de ver nuevamente y a pesar ( o quizás mejor decir, gracias a) de la contingencia vital que sufrimos, el nombre de uno de los últimos reflejos brillantes del apellido GIUSTI, reaparecer en la palestra pública con todo el empuje, el coraje y valentía a la que nos tenía acostumbrados. Felicitaciones primo querido, siempre pendiente de tu trascendente figura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *